MENUMENU
German Center for Urology and Phalloplasty Surgery
MENUMENU

Alargamiento y engrosamiento quirúrgicos del pene

¿A quién no operamos?

Nosotros no negamos nuestra ayuda a ningún paciente. No obstante, hay dos grupos de pacientes para los que rigen ciertas condiciones si quieren ser atendidos por nosotros:

  • Los pacientes que ya han sido operados por otros médicos (es decir, operaciones de alargamiento y engrosamiento fracasadas que hayan realizado otros médicos).
  • Usuarios de extensores para agrandar el pene.

Explicación al punto 1.

No nos agrada realizar operaciones de corrección a pacientes que han sido operados por otros médicos.

Nuestra labor y nuestro objetivo son ofrecer unos resultados óptimos a tantos pacientes como sea posible; para ello damos diariamente lo mejor de nosotros mismos. Además, los excelentes resultados de nuestras intervenciones son nuestra seña de identidad internacional y, por consiguiente, importantes para nuestro progreso.

Tanto los tratamientos óptimos como los resultados excelentes sólo pueden tener lugar si nosotros realizamos la primera operación en, por decirlo de algún modo, “partes que no han sido tocadas por otros”, de manera que podamos agotar todas las posibilidades. Si el paciente ya ha sido operado por otros médicos, ya no nos es posible realizar un trabajo totalmente satisfactorio en general, debido a las cicatrices que se han formado a causa de la operación, y a la pérdida de tejido.

Nosotros explicamos a nuestros pacientes su caso al detalle y a conciencia, y siempre aclaramos con atención sus dudas. Además, calculamos los precios de nuestras operaciones de tal modo que el precio final resulta extraordinariamente justo, especialmente si se le compara con los precios a escala internacional, y todavía más si se considera la experiencia que tienen nuestros médicos y el servicio que ofrecemos.

Si a pesar de todo, el paciente no confía y cree plenamente en nosotros, piensa que puede encontrar una operación o un tratamiento similares y más económicos en otras clínicas y se opera en otra clínica, entonces, mirándolo bien, también deberá asumir él mismo las posibles consecuencias.

No obstante, no queremos negarles nuestra ayuda. Pero hay que decir que la intervención de corrección será notablemente más cara (aprox. 11.500 €) debido al complicado trabajo que supone corregir los malos resultados de otras operaciones.

Explicación al punto 2.

Siempre hemos tenido pacientes que han probado sin éxito diversos “remedios” para agrandar el pene antes de venir a operarse a nuestra clínica. Hasta aquí nos podría dar igual; al fin y al cabo siempre acaban presentándose aquí. Sin embargo, siempre hay un PERO.

Muchos hombres que utilizan extensores dicen que después e incluso durante el uso del extensor han sufrido una notable debilitación de su erección. De hecho, estos pacientes mostraban en la ecografía doppler shunts AA o AV, por lo tanto cortocircuitos entre los vasos, que modifican el flujo sanguíneo. Estos cortocircuitos suelen aparecer relativamente a menudo (congénitos). Sin embargo, estos cortocircuitos parecen estar dilatados y desviar la sangre permanentemente, debido al uso continuado de los extensores y a la constante compresión que éstos ejercen sobre los vasos distales del pene. Estos cortocircuitos son difíciles de controlar y repercuten en el resultado de nuestra operación.

La dilatación causada por los extensores, que después retrocede poco a poco, impide también nuestra intervención, si bien por un tiempo limitado.

Por eso si usted no confía en nosotros desde el principio y piensa que puede lograr un resultado similar al nuestro por unos cuantos euros utilizando un extensor, es cosa suya. Pero no nos hace ninguna gracia, puesto que usted presupone que nosotros ofrecemos una operación descaradamente cara, cuando se podría alcanzar un aumento del pene por un par de euros. Por eso debe asumir su decisión y apencar con todas las consecuencias.

No nos gusta nada operar a pacientes que han utilizado un extensor anteriormente para agrandar el pene, y si les operamos, deben transcurrir tres meses entre el día de la operación y la última vez que utilizaron el extensor.

Conclusión sobre los puntos 1 y 2:

No tenemos ninguna intención de presionarle para que se deje tratar por nosotros. Usted es totalmente libre de tomar la decisión que considere oportuna. No obstante, si está pensando en operarse, le comunicamos de antemano que existen determinadas reglas y requisitos que rigen nuestro trabajo.

En nuestra opinión, tanto esta información como los mismos detalles médicos forman parte de una aclaración justa y completa. Tanto lo uno como lo otro debe ayudarle a tomar una decisión soberana en conocimiento de todos los detalles.


Estar en contacto
D. Antonio Érchiga

Secretaría de Urología


091 4140 412

+34 91 4140 412


De lunes a viernes
10:00 a 16:00 h


Media
Premios