MENUMENU
German Center for Urology and Phalloplasty Surgery
MENUMENU

Incurvación congénita del pene

¿Por qué debería operarse aquí?

Para que su pene NO tenga esta apariencia tras la operación:

Este paciente fue operado personalmente por un médico jefe en un hospital universitario. Debido a las complicaciones, el pene tuvo que amputarse casi por completo.

Tras una larga reflexión, hemos decidido mostrar esta foto y no otra. Existen varios pacientes de este tipo que se han dirigido posteriormente a nosotros en busca de ayuda.

Por desgracia, una de las frases que más escuchamos de parte de nuestros pacientes es «¡Si hubiera venido aquí antes!».

Esta declaración es doblemente cierta ya que, por un lado, deseamos evitar lo máximo posible dichos desarrollos y, por otro, no nos es posible obtener tan buenos resultados con un paciente mal operado previamente que si realizáramos la operación desde el principio.
Cuando el pene tiene que amputarse parcialmente, este no se puede recuperar.

Tres datos más sobre nosotros:

  1. Datos científicos sobre la pregunta «¿Por qué con nosotros?»
  2. El sentido común: «¿Por qué acudir a nosotros?»
  3. Otras ventajas que ofrecemos

1. Datos científicos sobre la pregunta «¿Por qué con nosotros?»

  • Poseemos la mayor experiencia quirúrgica en Europa.
  • Las directrices europeas describen nuestro procedimiento como la técnica «preferente» (véanse las directrices en el apartado «Posibilidades de tratamiento quirúrgico» del menú).
  • Finalmente, el tribunal alemán superior de seguridad social ha fijado en otro caso 50 operaciones al año como calidad MÍNIMA necesaria en intervenciones altamente especializadas (n.° de expediente: B 3 KR 10/12 R). ¡Si este número fuera obligatorio —el cual, por desgracia, (todavía) no afecta a la curvatura del pene—, el 95 % de los hospitales no debería operar a pacientes con esta enfermedad!


Tal y como podrá reconocer de esta sentencia, existe un motivo por el cual insistimos en nuestra experiencia y advertimos una y otra vez de ponerse en manos sin experiencia. Según una encuesta interna a un fabricante de injertos, hemos descubierto que NO EXISTE NINGÚN hospital universitario que realice más de 10 operaciones de nuestro tipo al año; y menos aún un hospital general.
El título de un médico (por ejemplo, catedrático) o su puesto (por ejemplo, médico jefe del departamento de urología) no dice absolutamente nada sobre su cualificación en una operación determinada. También podría llevar el título en cuestión sin haber realizado la operación ni una sola vez. Es una lástima que se siga mintiendo sobre supuestas capacidades y sobre el número de casos.

Sin embargo, si observa un poco en Internet y en publicaciones, podrá constatar que, «de repente», existen cada vez más páginas web, agrupaciones de médicos, páginas de información supuestamente imparciales, artículos pseudocientíficos, etc. cuyo tema principal es la induración plástica del pene. «De repente», algunas páginas web de médicos y clínicas describen nuestra técnica quirúrgica, aún cuando allí no se lleve a cabo.

2. El sentido común: «¿Por qué acudir a nosotros?»

Escoger al médico y al tratamiento adecuados sigue siendo una de las tareas más difíciles de los pacientes. Cuando uno acude a cuatro médicos obtiene, por regla general, cuatro opiniones diferentes, las cuales se presentan de manera que parecen totalmente lógicas, ya que cada médico desea venderle el método que él aplica.
Por eso, tras dichas consultas, el paciente suele estar igual que al principio.

Por suerte existen enfermedades cuya estructura es muy fácil de entender y no se necesita ser médico para entenderlas, sino que el sentido común es totalmente suficiente y eficaz. La induración plástica del pene es esto:

En esta enfermedad se encuentra un foco de enfermedad en el pene, denominado placa, la cual es responsable de los diferentes síntomas (encorvadura, induración, acortamiento, disfunción eréctil, etc.). Por lógica, es de sentido común que el único tratamiento útil de esta enfermedad es eliminar el foco de la enfermedad y no dejarlo tal cual a través de técnicas de plicatura (Nesbit) o incisiones y tratar cualquier otra zona del pene con la esperanza de que así mejore.
Esto equivaldría a, por ejemplo, tratar la pierna izquierda de una persona que cojea de la pierna derecha para que pueda cojear de manera equilibrada, en lugar de curar su pierna derecha.

Los hospitales, departamentos especializados y médicos que se molestan porque realizamos un trabajo mejor dicen a sus pacientes con mucha frecuencia que utilizamos esta técnica solo para ganar más dinero. En realidad es justo lo contrario.
Somos un centro especializado en la terapia quirúrgica. Por supuesto también podríamos realizar las mucho más sencillas técnicas de plicatura o de incisión. Y ya que estas son mucho más fáciles, también serían más económicas de realizar, además de con menos tiempo, menos personal y una mucho menor especialización del personal. También podríamos realizar estas fáciles técnicas en salas de operación más sencillas de un hospital público y, así, no tendríamos que servirnos de una clínica privada adicional.
Así, ganaríamos mucho más si lleváramos a cabo la técnica fácil. Y los pacientes seguirían acudiendo a nosotros simplemente por nuestra experiencia extremadamente alta.

Por eso, en realidad, llevamos a cabo una técnica altamente compleja, con la cual ganamos menos que con técnicas más fáciles. Y el único motivo de ello es que la eliminación del foco de la enfermedad que llevamos a cabo es mucho más útil y obtiene muchos mejores resultados para los pacientes, ya que se trata de un tratamiento real de la enfermedad.

Como médicos deseamos tratar a los enfermos debidamente y no intentar «repararlos» de alguna manera.

3. Otras ventajas que ofrecemos

  1. Con nosotros no solo opera un médico jefe cualquiera, sino uno de los mejores especialistas en este tratamiento en Europa y siempre personalmente. ¡Un requisito para un resultado perfecto!
    En los hospitales públicos también operan médicos asistentes no especializados y pobremente formados. ¡Y, a menudo, el médico jefe ni siquiera opera a los pacientes privados!
  2. Junto con nuestros mejores especialistas opera un equipo altamente capacitado.
  3. De la anestesia se ocupan anestesistas excelentemente cualificados. Esta es especialmente suave y agradable para los pacientes.
  4. Solo se usa el mejor y más moderno material.
  5. Se buscan los implantes y el material de sustitución más adecuados especialmente para los pacientes y no se encuentran sometidos a ningún tipo de restricción por parte de la administración de la clínica o del seguro de salud.
  6. Solo operamos en clínicas de alta calidad y totalmente privadas, lo que tiene ventajas decisivas para los pacientes:
  • Salas de operación especialmente equipadas con una excelente higiene. NUNCA se han producido infecciones con bacterias altamente peligrosas en nuestras salas. Dichas infecciones están a la orden del día en los hospitales públicos. Según datos oficiales mueren, como consecuencia de dichas infecciones, unos 30.000 pacientes al año en dichos hospitales, además de muchos casos que no se llegan a conocer.
  • Un enorme personal en la sala de operaciones, tanto para la cirugía como para la higiene.
  • Una inmensa cantidad de personal sanitario y enfermeros en la unidad, para atender siempre a nuestros pacientes de la mejor manera.
  • Nunca se hace nada con prisas y no existe ningún tipo de tiempo fijado.
    En ocasiones, en los hospitales públicos reina tal ajetreo de este tipo que incluso se ha llegado, por ejemplo, a extirpar por equivocación la parte sana de un pulmón de un paciente con cáncer en lugar de la parte con cáncer, llegando a fallecer este posteriormente. Incluso en los hospitales universitarios reinan en parte condiciones insoportables.
    Nosotros le ahorramos a nuestros pacientes cosas de este tipo.
  • Y mucho más.

Así, ofrecemos una asistencia médica óptima orientada únicamente al bienestar del paciente.


Estar en contacto
D. Antonio Érchiga

Secretaría de Urología


091 4140 412

+34 91 4140 412


De lunes a viernes
10:00 a 16:00 h


Media
Premios